jueves, 16 de agosto de 2007

Fin de semana 4 (I). Del 11 al 15 de agosto.

DESTINO: Punta Arenas, Puerto Natales, la Cueva del Milodón y el Parque Nacional Torres del Paine, el Estrecho de Magallanes y Porvenir (Tierra del Fuego)


La lista de destinos parece estresante y en realidad el viaje ha sido movidito: trayectos largos en bus de día, de noche, nevando; viajes en avión, en furgoneta, en barcaza… Han sido 5 intensos días. Para evitar ajetreos con idas y venidas, no os contaré las vacaciones de forma lineal. Supongo que los que seguís el blog lo agradeceréis.

PUNTA ARENAS: Empezaré por la ciudad más grande de la Patagonia (con 135.000 habitantes) y por la que más me ha gustado de todas la que he visto hasta ahora, la recorrimos en días salteados (el sábado y el lunes) pero la nevada del sábado nos dejó ver bien poco. Cuando llegamos el sábado de madrugada, dijeron en el avión que la temperatura exterior eran -2ºC. Así que podemos empezar describiéndola como una ciudad fría, situada en la costa del Estrecho de Magallanes y, desde mi punto de vista, con aspecto de próspera. Tiene varios edificios señoriales de arquitectura francesa en los alrededores de la Plaza de Armas (lo que en España sería la Plaza Mayor) encargados por las familias adineradas de la ciudad que habían sido inmigrantes (españoles y portugueses principalmente).









Palacio Sara Braun (1895). Mansión diseñada por el arquitecto francés Numa Mayer y encargada por Sara Braun, la viuda del próspero hombre de negocios portugués José Nogueira.











Interiores de la Casa Braun-Menéndez, sede del Museo Regional de Magallanes.
Era la casa de Mauricio Braun y Josefina Menéndez que estuvo ocupada por sus nietos hasta los años 80. Los muebles son los de la familia.





La Casa de España en la Plaza de Armas. Aunque no es una casa señorial cuando estás lejos de casa, estas cosas hacen ilusión. Estuvimos a punto de entrar a comer en el restaurante La Tasca pero el miedo a que la factura fuera demasiado alta nos hizo irnos. Al final fuimos a un restaurante que se llamaba “El Quijote”. Todo queda en casa.



Incluso la Plaza de Armas de Punta Arenas es majestuosa comparada con la de otras ciudades. En la Plaza hay un monumento a Magallanes y en uno de los lados de ese monumento hay un indio Selknam sentado. La leyenda dice que si se besa el pie del indio se vuelve a la ciudad. ¿Quién sabe?





Monumento a Magallanes en la Plaza de Armas.





Besando el pie del indio Selknam.







Otro atractivo turístico es el cementerio. Cosas de la vida: el primer cementerio por el que paseo en mi vida está a más de 12300 kilómetros de Barcelona. Después de oír a mi madre decir que le gustaban los cementerios y yo reírme acabo yo paseando por uno y encima en un día de nieve que aún le daba un aspecto más solitario y sobrecogedor. Yo creo que el cementerio como cualquier otro, ahora sí es verdad que las familias adineradas de la ciudad tenían unos mausoleos preciosos (en la segunda foto el Mausoleo de la familia Braun). Parece que hasta a la hora de morir hay diferencias.





Otro atractivo turístico que no pudimos ver fueron las pingüineras. Se ve que los pingüinos llegan en octubre o noviembre. Pero encontramos ¡uno! Pobrecito, igual estaba perdido o enfermo. Estaba solo y fue nuestro modelo, pensando que no veríamos ninguno nos hizo tanta ilusión que le hicimos fotos desde todos los ángulos. En la foto de abajo poso con él. Intentaba imitar su postura, no sé si lo consigo...






Desde mi punto de vista lo mejor de la ciudad es que es grande; que tiene ambiente comercial, que está ubicada en la costa del Estrecho y da la sensación que realmente estás cerca del fin del mundo y que combina los edificios señoriales de aspecto francés y las plazas grandes con el aspecto de ciudad sudamericana con casas dispersas y tejados de mil colores, como se ve desde el Mirador La Cruz. Un lugar con mucho encanto.








Además en ese mirador hay unos postes con las distancias y las direcciones a las que están varias ciudades del mundo. Yo buscaba Barcelona desesperadamente, pero españolas solo Madrid y Valencia.

3 comentarios:

ruben dijo...

si mal no recuerdo en la montaña del Tibidabo (antes de subir al avión) hay una barandilla donde puedes ver distancias y direcciones de varias ciudades del mundo... no es lo mismo que el Mirador de la Cruz... pero es el sitio mas cercano que conozco para que parezca que estas mas cerca

como siempre las fotos muy chulas

un bso

Patricia dijo...

¿De veras? No lo sabía. ¿Y por qué no hemos ido ya?

Excursión pendiente a mi vuelta. Dicho queda ;-)

Un beso

Mum y Dad dijo...

Como siempre sigues impresionandonos con tus explicaciones e imagenes que publicas en el Blog, todo es muy bonito, realmente es un viaje inolvidable, cuanto mas tiempo pasas hay mas atractivo se hace.

Como has besado el pie del indio
volveras a Chile y tendras que invitar a muchos que nos has puesto la miel en la boca.

Un beso