lunes, 20 de agosto de 2007

Leones

Últimamente estoy notando que más de uno aprecia por mi blog que estoy aquí de vacaciones, ya no despierto ninguna empatía por el arduo trabajo de dar clases a alumnos de tercero y de corregir sus trabajos. Bien. Antes de nada, decir que nadie tiene por qué darse por aludido directamente porque está en compañía en esa creencia, tanto mis padres como Rubén como Rosa me han hecho llegar la misma opinión. Y quizás no van tan desencaminados. Mis clases son solo dos días por semana y el resto del tiempo corrijo y preparo las clases, luego los fines de semana veo Chile. Otros habrían dicho que he venido a ver Chile y que en el tiempo entre fin de semana y fin de semana de vez en cuando doy algunas clases. Yo prefiero la primera descripción.


Bromas aparte y para que veáis que me preocupo por lo que a vosotros os interesa he realizado un poco de búsqueda sobre lo que se refiere la palabra “Leones” en el monumento homenaje a Porvenir. (Se aceptarán otras solicitudes por parte de los otros dos que consideran que no hago nada). No tengo la certeza absoluta pero creo que se refiere al Club de los Leones, el escudo de la parte superior del monumento creo que es el mismo que el aparece aquí debajo.


Yo no lo había oído nunca pero al parecer el Club de los Leones es una red de voluntarios que en 2000 contaba con 1.300.000 miembros ubicados en 200 países, prácticamente en todo el mundo. Este club nació en 1917 en Estados Unidos (lógicamente) y los miembros se dedican a atender las necesidades de sus comunidades: “facilitan exámenes de la vista, clínicas de cuidado de la salud, construyen parques, patrocinan hospitales oftalmológicos, otorgan becas escolares, dan oportunidades de servir a los jóvenes, dan ayuda de emergencia en situaciones de catástrofes” [su página web oficial en español es http://www.lionsclubs.org/SP/index.shtml]. Para curiosos también hay información en http://es.wikipedia.org/wiki/Club_de_Leones. De hecho, Alonso, el dueño de la casa donde vivo es miembro de este club, ahora mirando esta información me acuerdo que vi en su casa un cuadro en que se le declara miembro del club.


Tienen una revista trimestral [http://www.lionsclub.org/EN/content/lnn/lq.html y en Barcelona por ejemplo los datos de contacto, por si alguien se quiere hacer del Club, son:





¿Alguien lo había oído esto del Club de los Leones? Dejo la pregunta sobre la mesa.

4 comentarios:

Mum y Dad dijo...

Bueno nosotros sabemos que eres trabajadora y que no has ido ahi de turismo, sino a dar clases y por supusesto que las preparas a conciencia.

Luego eso de que por tu blog parece que estas solo divirtiendote, los inteligentes leemos entre lineas y subliminalment, entendiendo perfectemente todo.

Al final cuantos y cuantas han quedado aprobados!!

Estamos informandonos sobre el club de los Leones, te mantendremos informada.


Besos, Besos, Besos

ruben dijo...

No, no conocía ni había oído hablar del club, pero aqui tengo una información que aclara el orígen de dicho nombre...

Un joven abogado llamado Ritter, quién defendió el nombre de Leones (LIONS), no tanto por lo que representa el nombre en sí del rey de la selva, sino por las palabras que surgen de sus letras. Ritter dijo en aquella ocasión: LIONS no representa al rey de la selva, sino que son las cualidades que deben tener los asociados: fraternidad, compañerismo, unión, buenos propósitos y demás virtudes que forman nuestra vocación y razón de ser, su combinación de letras anunciarían al país y al mundo entero el verdadero significado de la ciudadanía americana. LIBERTY, INTELLIGENSE, OUR NATION`S SAFETY, que en castellano significa: La LIBERTAD y la INTELIGENCIA SALVARÁN NUESTRA NACIÓN. Y pidió que esta sigla se inscribiera en banderines, estandartes y se divulgara en la forma firmemente establecidas y adoptadas como lemas de la Asociación, de LIONS CLUBS. Posteriormente, cada país o Distrito construye su explicación basada en el original inglés. En español lo conocemos como: LIBERTAD, ENTENDIMIENTO, ORDEN, NACIONALIDAD, ESFUERZO y SERVICIO, lo que proviene de las letras que forman la palabra LEONES.

;)

Anónimo dijo...

Todos sabemos que eres una trabajadora nata, y el estar en la otra punta del mundo, e impartir 2 clases a la semana no significa que no te lo "curres" el resto de los dias...
Como que conozco en primera persona todas las dudas que este trabajo plantea ante la gente, aquí expongo algunos de los puntos del decálogo del buen profesor...

1.- En cuanto a la docencia:

- Prepara bien su clase y hace de ella una actividad estimulante y productiva.

2.- En cuanto a aportaciones fuera del aula:

- Presta su aportación a la creación de nuevos conocimientos, al desarrollo cultural y a la adaptación de tecnología.

- Contribuye con el crecimiento y mejoramiento de su Unidad Académica, de la Universidad y de la comunidad.

ante todo, se tu misma!

11 bsos

Patricia dijo...

¿Por qué nadie me dice que "quien se pica, ajos come"? Tenéis una opinión de mí demasiado buena...

;-)

Un beso